Mantén tus circuitos de calefacción y ahorra en gas

Elena

En la búsqueda de eficiencia y ahorro en el hogar, el mantenimiento adecuado de los sistemas de calefacción es un aspecto crucial. Una instalación de calefacción que no funciona correctamente no solo reduce el confort térmico, sino que también puede incrementar significativamente los costes de energía. En este artículo, guiados por la experticia de Sergio Gómez de Fervorosos Renovables, aprenderemos cómo llevar a cabo un mantenimiento efectivo de un circuito cerrado de calefacción, con un enfoque particular en la limpieza del sistema, el reemplazo de piezas desgastadas y la introducción de productos específicos para la optimización y eficiencia del sistema. Acompáñanos en este recorrido detallado para mantener tu hogar cálido de la manera más eficiente posible.

Inspección Inicial y Diagnóstico

como-limpiar-circuito-calefaccion-casa

El primer paso en el mantenimiento de cualquier sistema de calefacción es realizar una inspección inicial para determinar su estado actual. Es común encontrar componentes como las roscas de los radiadores en mal estado, ya sea por falta de brillo o incluso con signos de oxidación y fugas. Estos elementos son cruciales para el buen funcionamiento del sistema y deben ser sustituidos cuando sea necesario. También, es importante detectar si los radiadores no calientan de manera uniforme, ya que esto puede ser indicativo de suciedad y sedimentos en el agua del circuito.

Productos Específicos para la Limpieza

Mantén-tus-circuitos-de-calefacción-y-ahorra-en-gas

Para la limpieza interna de los radiadores, se utilizan productos químicos especializados. Estos agentes de limpieza ayudan a disolver los lodos y sedimentos que impiden la correcta transmisión de calor. La aplicación de estos productos puede llevarse a cabo de manera manual, aunque también existen métodos que emplean bombas específicas para la tarea.

Proceso de Limpieza del Circuito

Inspección-Inicial-y-Diagnóstico

El proceso de limpieza es crítico para la eficiencia del sistema de calefacción. Comienza con la reducción de la presión del circuito mediante el purgador, lo que nos permite drenar el agua y preparar el sistema para la introducción del producto de limpieza. Este producto, que a menudo presenta un tinte azulado, permite además detectar posibles fugas en la instalación.

Introducción del Producto Limpiador

Proceso-de-Limpieza-del-Circuito

Para introducir el producto de limpieza, se enrosca un accesorio especial en la rosca del radiador y se utiliza una manguera para conectarlo al recipiente del producto. Con cuidado, se permite la entrada del líquido al circuito, asegurándose de no causar derrames que puedan manchar la vivienda. Una vez introducido el producto, se vuelve a sellar el sistema y se rellena de agua hasta alcanzar la presión adecuada, normalmente alrededor de 1 a 1.3 bares.

Activación y Circulación del Producto

Tras rellenar el circuito y restaurar la presión, es momento de activar la calefacción para que el producto de limpieza circule por toda la instalación. Este paso es esencial para que el agente limpiador actúe de manera efectiva y homogénea. Se recomienda mantener el sistema en funcionamiento durante una semana para asegurar una limpieza completa.

Finalización y Cambio de Componentes

Una vez finalizado el período de limpieza, se procederá a vaciar el circuito, retirar el producto de limpieza y realizar una purga completa del sistema. Es el momento ideal para cambiar las roscas y otras piezas que estén oxidadas o desgastadas. Con estos pasos, el sistema de calefacción quedará listo para funcionar de manera eficiente, como si estuviera en su primer día de uso.

Mantenimiento Preventivo Regular

Para mantener la calefacción en óptimas condiciones y prevenir futuros problemas, es recomendable realizar un mantenimiento preventivo regular. Esto no solo alarga la vida útil del sistema, sino que también garantiza que el calor se distribuya de manera uniforme y eficiente en todo el hogar, contribuyendo al ahorro en la factura del gas.

Seguir estos pasos de mantenimiento no solo mejorará la eficiencia de tu sistema de calefacción, sino que también contribuirá a un ambiente más confortable en tu hogar y a un uso más responsable de los recursos energéticos. Asegúrate de realizar estas tareas con la atención y regularidad que requieren y disfrutarás de un hogar cálido y acogedor durante todo el invierno.

Deja un comentario